Estás aquí
Página principal > Dormitorio > Cómo organizar una mudanza

Cómo organizar una mudanza

Mudarse de casa absorbe mucha energía ya que requiere de mucho esfuerzo hasta conseguir organizar y empaquetar todas las cosas que acumulamos en los hogares, a la vez que se continúa con la rutina laboral. Pero es que además hay que seleccionar qué nos vamos a llevar y cómo transportaremos los enseres grandes como los muebles. Deshacerse de lo que no queramos trasladar también supone una tarea, y a eso hay que sumar la burocracia de los contratos de luz, agua, internet, etc. los cuales hay que dar de baja y posteriormente de alta en el nuevo hogar.

Por eso la mejor opción es la de dejarse ayudar. Por menos dinero del que imaginas, contratar a una empresa de mudanzas es una opción rentable. Pongamos el caso de mudanzas murcia. El proceso es tan fácil como contactar con la empresa, y sus profesionales irán a tu vivienda y te proporcionarán un precio según las necesidades reales. En el caso de la mudanza en sí, es importante contar con una que además pueda proporcionar embalajes, cajas, grúa y trasteros o guardamuebles todo el tiempo que lo necesitemos. En este ejemplo de empresas de mudanza en murcia, tienes todo lo que buscas, ya que cuentan con una experiencia de más de 40 años que te hará sentir la confianza suficiente para este trámite.

El punto más importante es la organización

Hacer una lista con las tareas que hay que realizar es un primer paso importante. En esa lista está incluido elegir una fecha para el día de la mudanza y organizar quién se hará cargo ese día de los niños, mascotas, etc. mientras supervisamos los trabajos de mudanza.

Limpieza en todos los sentidos

Una mudanza es una magnífica oportunidad para deshacernos de todo lo prescindible y rodearnos en el nuevo hogar de enseres renovados. Pero además es vital una limpieza en el sentido literal. Planifica que para cuando entres a vivir en tu nuevo hogar la casa ya esté perfectamente limpia, y así sólo tendrás que preocuparte de colocar las cosas en armonía.

Organiza las cajas con una fácil identificación

Te ahorrarás un gasto de tiempo innecesario en búsquedas. Escribe de forma clara las palabras que te ayuden a identificar rápidamente el contenido de las cajas, y si además utilizas una referencia por colores para distinguir las cajas que van destinadas a las diferentes estancias, lograrás una organización impecable (por ejemplo pegatinas de puntos rojos para las cajas del salón, de color amarillo para los enseres de la cocina, y de azul en los elementos del baño…), y una vez en el nuevo hogar pon carteles que indiquen a las personas que nos ayudan con la mudanza, cuál es el color de cada estancia.

Cuidado con las piezas más delicadas

Tanto si se trata de su valor económico como del sentimental, lo que consideres que puede ser demasiado arriesgado para el ajetreo de una mudanza, llévalo contigo. Nadie lo cuidará como tú.

mudanzas cajas

La despensa, esa gran olvidada

En las semanas anteriores a una mudanza, reduce a lo imprescindible tus compras en el supermercado y aprovecha lo que hay en la despensa y el congelador. Quizás no valga la pena transportar ciertas cosas y no hay necesidad de seguir acumulando alimentos justo antes de una mudanza. Un detalle a tener en cuenta cuando llegues a tu nuevo hogar: recuerda que la nevera debería estar 24 horas sin funcionar después del traslado, para que el gas que tiene el sistema de refrigeración se estabilice y esté preparado para un correcto funcionamiento.

Los psicólogos afirman que una mudanza es una de las situaciones más estresantes a las que nos enfrentaremos en nuestra vida. Vale la pena dejarse ayudar, realizar el cambio de hogar cómodamente y entrar con energía positiva en la nueva etapa.

Deja un comentario

Top