Estás aquí
Página principal > Decoración > Decorar con estilo neo-shabby

Decorar con estilo neo-shabby

¿Recuerdas el estilo shabby chic que durante años ha estado siempre presente en revistas y páginas web? Olvídalo, ¡al menos en su versión de flores y encajes! Según nos cuentan desde habitissimo, el nuevo estilo Shabby sin lugar a dudas ha cambiado, es menos romántico y tiene una fuerza extra. Gracias sobre todo a una mezcla renovada de estilos, capaz de hacerlo más personal y refinado. Un punto de inflexión que te conquistará, dejando entrar en tu hogar un nuevo aire vivido y relajado. Pero, en cualquier caso, muy chic.

Sí a las contaminaciones

La regla número uno del estilo neo-shabby es: menos rigidez en las combinaciones y más espacio para la contaminación entre los diferentes estilos. La casa ganará en originalidad, sin perder el toque cálido y acogedor que caracteriza a este estilo. Del detalle industrial a la pieza vintage, de las influencias escandinavas hasta los accesorios de bricolaje, ahora todo está admitido. Lo que importa es seguir el propio gusto y la inspiración personal.

1

Ese toque industrial tan chic

El estilo industrial no es sólo para grandes lofts metropolitanos, inclinados a menudo hacia tonos oscuros y masculinos. Al revés, si se elige cuidadosamente, una pieza de mobiliario industrial se puede adaptar con facilidad en ambientes totalmente blancos. El resultado es una habitación menos romántica, pero sin duda de gran impacto estético y carácter asegurado.

Abrazar el estilo nórdico

De la combinación de estilo shabby con estilo nórdico sólo puede nacer algo bonito: estos dos estilos se complementan entre sí, tomando lo mejor el uno del otro. Y así, el sentido pragmático del minimalismo nórdico ayuda a que los ambientes estén menos abarrotados, mientras que el toque desgastado de ciertos muebles da calor a las pequeñas casas con estilo escandinavo. Si deseas cambiar algo en tu hogar shabby, esta es una manera interesante de comenzar: ¡no puedes equivocarte!

Algunas piezas vintage siempre son las bienvenidas

Una de las características del estilo shabby chic es la transformación de los muebles a través del color. Los muebles oscuros suelen pintarse de blanco con chalk paint para crear una sensación de delicadeza. Como siempre, sin embargo, demasiado rigor cansa. Es por eso que puede ser una buena idea poner en un ambiente shabby algunas piezas vintage originales, como un par de sillas o algunas piezas de decoración pequeñas. Crearán un contraste único y hermoso.

2

Naturaleza dentro de casa

El estilo neo-shabby trae la naturaleza al hogar, desde las macetas siempre presentes hasta las plantas colgantes, pasando a través de estampados botánicos. Estas decoraciones, que se inspiran en las ilustraciones para médicos y herbolarios, se han puesto de moda y son la solución ideal para llevar frescura a una casa shabby sin abandonar el espíritu vivido. Completa tu living con muchas plantas verdes, grandes y pequeñas, dispuestas de manera aparentemente aleatoria, ¡será irresistible!

Más espacio para el color

Si el estilo Shabby Chic te parecía poco habitable, tenemos una buena noticia: el estilo neo-shabby abandona el blanco total en favor de experimentos nuevos, a veces atrevidos. Así que puedes combinar maderas desgastadas con colores pastel o añadir algunas notas oscuras para darle un toque más elegante.

estilo-Shabby dormitorio

Shabby minimalismo

El estilo neo-shabby también está hecho de pequeños detalles, toques con un sabor deliberadamente vivido capaz de calentar cualquier habitación. Por ejemplo, un baño minimalista, se puede convertir en neo-shabby por la opción inusual de colgar algunos platos decorativos antiguos en la pared.

Deja un comentario

Top