Estás aquí
Página principal > Decoración > Cómo decorar un dormitorio

Cómo decorar un dormitorio

dormitorio colores blancos

El dormitorio es la habitación de la casa en la que pasamos más tiempo. Es un espacio que debemos de sentir como propio. Es tu sitio y, lo que es más importante, es una zona que destinaremos al descanso. Por eso es importante que ese lugar sea lo más cómodo y relajante posible.

Decorar cualquier habitación no es fácil y un dormitorio mucho menos. Debemos tener en cuenta aspectos como el tamaño, gustos, estilo, colores, etc. La clave es conseguir que tu habitación sea más íntima y se convierta en una extensión de ti mismo.

Una buena manera de empezar es pensar en analizar algo que normalmente se pasa por alto, la luz. Si el dormitorio es poco luminoso, será recomendable buscar colores claros; si es frío, jugaremos con los colores de los textiles para darle calidez. Si es pequeño, hay que aligerar el ambiente con muebles que no sean muy pesados visualmente. Podemos pensar sustituir las mesillas de noche por una pequeña balda, por ejemplo.

Respecto a la iluminación individual, podemos pensar en instalar apliques en la pared o unas lámparas suspendidas, el efecto que vamos a conseguir en nuestra habitación será diferente y tendrá un toque muy original.

Si pensamos en los colores, una buena opción es optar por los tonos relajados, como los de la madera clara o los blancos. Los cabeceros tapizados con textiles de tonos neutros son una buena opción y siempre quedan muy elegantes. Este textil lo hemos encontrado en diezxdiez.

funda nordica

Pero si hay un elemento importante para la decoración de un dormitorio, estos son los textiles, gracias a ellos conseguiremos calidez o frescura. Nos permiten ambientar la habitación según la época del año, por ejemplo, con un gesto tan sencillo como cambiar las fundas de los cojines. Un buen truco es tener varios cojines en tonos neutros e introducir otro de un solo color.

decorar un dormitorio

Un toque muy resultón a la hora de decorar un dormitorio es colocar una mantita o plaid cubriendo los pies de la cama, que caiga por los lados hasta tocar el suelo, de algún color o estampado, igual o parecido al de algún cojín.

Son detalles muy sencillos que nos ayudan a sacarle un poco más de partido a la decoración de nuestro dormitorio.

Deja un comentario

Top