Estás aquí
Página principal > Decoración > Tipos de Tumbonas Plegables

Tipos de Tumbonas Plegables

tumbona plegable terraza

Todavía quedan los últimos coletazos de calor y antes de pasar a las mantas y los abrigos, podemos todavía hablar de calor y piscinas, ¿por qué no? Hay a quien todavía le quedan vacaciones por disfrutar y que lo hará en los próximos días. Irán buscando el sol y el calor. Por ello, hoy, desde Decoracción, queremos hablaros de cómo estar cómodos en la piscina o la playa. Las piezas clave para ello son las tumbonas plegables.

Ventajas de las tumbonas plegables

tumbonas plegables jardín madera

Son, sin duda, la mejor opción para disfrutar de un día de playa o piscina del modo más cómodo. Pudiendo elegir una buena postura en la que estar colocado un rato bastante largo. Una tumbona plegable es el medio que tenemos para poder estar tumbado para tomar el sol o descansar y, progresivamente, ir incorporándonos hasta la postura que tendríamos en una silla, para poder leer, hacer crucigramas o, simplemente, cambiar de postura y no pasarnos horas tumbados o sentados en una toalla en la que, al no tener respaldo, no aguantaremos mucho tiempo.

Aunque parece que es una pieza que no puede dar mucho de sí en cuanto a diseño se refiere porque siempre pensamos en las que vemos en la playas o piscinas, la tumbona plegable de playa es una pieza que va mucho más allá en diseño y modelos.

Por ejemplo, estos son solo algunos de los tipos más usados:

Tipos de tumbonas

  • Acolchadas. Básicamente es la típica tumbona con opción más o menos amplia de reclinamiento, pero con un cojín o varios que todavía hagan más cómoda cualquier posición en la que queramos pasar un rato.
  • Basculantes. Pueden tener formas más cercanas a tumbonas o más cercanas a sillas, pero lo esencial es que el respaldo se reclina, dependiendo de modelos, hasta llegar a ser una camilla o una silla en las posiciones más extremas.
  • De madera. Estas tumbonas son muy estilosas y bonitas. El problema es que las verás en sitios donde no se muevan. Es decir, hoteles, terrazas o jardines. Y es que no puede cargarse y llevarse de un lado a otro, tanto por su peso como por la imposibilidad de doblarse la estructura para poder trasladarla.
  • Para terrazas. Esta opción es la más abierta al diseño: rafia, madera, mimbre, etc. Son muchas las opciones. Incluso dobles o con sombrilla incorporada.
  • Especiales para niños. También existen las tumbonas plegables especiales para niños. Aquí lo especial es que el tamaño se adapta a los más pequeños, de modo que pueden usar cómodamente los reposabrazos o reposacabezas, ajustándose a su pequeña anatomía. Por otro lado, estas tumbonas plegables suelen ser menos serias (aunque también las haya de colores lisos) para acercarnos a los motivos más de moda entre los más pequeños: dibujos animados, superhéroes, etc.

tumbona plegable niños

  • Especiales para mascotas. Y, por si fuera poco, también existen las tumbonas para mascotas. Además, no están exentas de diseño. Las hay con sombrilla o techo incorporado y más sencillas (una lona con una estructura de 4 patas) para que estén nuestros peludos apoyados y sentados encima. Los tamaños aquí también son muy variados ya que no es lo mismo que se tumbe nuestro gato o nuestro Golden Retriever.

tumbona plegable mascotas

Como podéis comprobar, existen tipos de tumbonas plegables que ni habíamos imaginado. Es cuestión de pensar en qué necesitamos y para dónde lo necesitamos y buscar la que más se acerque a nuestras necesidades por calidad, precio, tamaño, etc. Así que haceros con una tumbona plegable y ¡disfrutad de lo que queda de calor!

Deja un comentario

Top