Estás aquí
Página principal > Truco > Renovación de muebles con el cambio a patas de madera de forma fácil y barata

Renovación de muebles con el cambio a patas de madera de forma fácil y barata

¿Con ganas de cambiar las patas de tu mueble? A veces a nuestros muebles les hace falta una renovación si hemos tenido animales cachorros y las han mordido o simplemente para que les haga parecer nuevos sin la necesidad de tener que comprar otros, ya que, si su estado es bueno, es un gasto innecesario, pero darle un toque diferente siempre viene bien, para ello recomendamos el cambio de patas de madera para muebles de forma fácil y barata.

Instalar patas de madera

¿Cómo poner patas de madera a un mueble? Aunque pueda parecer complicado, debemos confesar que es bastante sencillo, con tres pasos simples tendrás el cambio que deseas en tu mueble:

  1. Atornillamos la placa metálica a cada pata de madera. La pata de madera tiene una parte ancha que va junto al mueble y una parte estrecha que va en el suelo. Colocamos la placa en la parte ancha de la pata y atornillamos los tres tornillos del centro de la placa con un destornillador de estrella. ¡Debemos asegurarnos de atornillar al máximo!
  2. Atornillamos la placa metálica al mueble. Coloca la pata dónde desees ponerla teniendo en cuenta que no se vea por fuera, y atornilla los cuatro tornillos de los bordes.
  3. Colocamos las gomas protectoras. El toque final lo da la goma protectora para no dañar nuestro suelo ni nuestras patas nuevas, simplemente tienes que despegar el film protector y colocarlas en el final de la pata, y ya tenemos nuestras nuevas patas colocadas.

patas de madera para muebles

Además de las patas rectas, también hay patas inclinadas para muebles que le darán un toque diferente y la forma de colocarlas es la misma que las rectas.

Aparte de para muebles, hay patas de madera para sillones, para renovarlas porque estén deterioradas o quieras elevar el sillón. Los sillones con las veces que los movemos para cambiarlos de sitio y para limpiar por detrás, se nos acaban deteriorando las patas sin darnos cuenta y hay ocasiones en los que nos resistimos a deshacernos de un sillón porque le hemos cogido cariño por su comodidad. Los sofás suelen duran años y años, acabamos uniéndonos en cuerpo y alma a ellos, bueno, sobre todo en cuerpo, por eso te recomendamos que cambies sus patas por unas patas de madera. Las patas pueden estar clavadas con largos clavos o con tornillos, lo primero que tendremos que hacer es darle la vuelta al sofá con ayuda para no lastimarnos, quitar las antiguas y poner las nuevas de la misma manera que hemos colocado las patas del mueble.

Aparte de renovar las patas de nuestro sillón por unas nuevas, puede ser interesante pintarlas con spray de madera con un color que le vaya al tono del sofá para darle un resultado diferente e increíble.

Para pintarlas sólo necesitamos una lija y spray de madera. Debemos hacerlo en un lugar abierto ya que puede ser perjudicial respirar el spray. Cubrimos el suelo, lijamos la madera y pintamos cubriendo las patas enteras, nos hará falta unas tres capas, dejamos secar unas 12h, le ponemos las almohadillas protectoras, las colocamos en el sofá y ya tendríamos listo nuestro sillón renovado.

 

Deja una respuesta

Top