Estás aquí
Página principal > jardín > Pufs, los asientos de moda

Pufs, los asientos de moda

Hoy desde Decoracción queremos hacerle una oda al descanso. Y, hoy, además, haciéndolo a la última hablando de los pufs.

¿Qué momento hay mejor en el día que un buen descanso tras una jornada intensa? Seguro que no se nos puede ocurrir nada mejor cuando llegamos cansados de trabajar o de hacer nuestros recados o ir al gimnasio, que llegar a casa y dejarnos caer en una superficie mullida que nos recoja y abrace.

Pues quitándonos de la cabeza las típicas ideas de dónde podríamos hacerlo, queremos hablaros de los pufs. Estos pequeños y amoldables objetos pueden ser mucho más versátiles y personalizados de lo que nos podemos imaginar.

Claramente, podemos completar la decoración de cualquier habitación, salón o sala de estar de nuestro hogar con uno de estos pufs.

Para empezar, podemos pensar en comprar pufs fijándonos en la forma, por ejemplo, de pera, uno de los más demandados en la actualidad. Existen diferentes acabados, tanto en lo que a materiales se refiere (el polipiel gana la partida) como en estampados o incluso bordados.

El tamaño, evidentemente, importa. Pues si tenemos espacio, un puf gigante es una opción ideal tanto en interior como en exterior, evidentemente el color y el material dependerán de el tipo de condiciones a las que queramos exponer nuestros pufs. Una ventaja de comprar pufs online es, precisamente, la gran variedad de tamaños, formas, materiales y colores que podemos encontrar. No podemos olvidar que un puf gigante es muy moldeable, por lo que podremos pensar en sentarnos, recostarnos o, incluso tumbarnos en estas amorosas piezas de decoración, estando siempre a la última.

Pues no hay rincón zen que se precie en estos últimos tiempos, que no tenga uno o varios pufs salpicados por toda su extensión, en la que su versatilidad y ergonomía no haga las delicias de los que buscan un momento de descanso o relajación. Es seguro que los distintos materiales y formas nos ayudan a dar un aspecto más elegante o informal a la escena, por ejemplo, este puf lounge en antelina beige de mipuf.es es una idea estupenda para culminar un espacio relajante a medio camino entre la decoración nórdica y natural.

Estamos hablando todo el rato de relajarnos y dónde mejor que en un jardín o piscina. Si disponemos de estas opciones, lo ideal es buscar uno o varios pufs de materiales específicos que respondan a nuestras necesidades y, sobre todo, a las posibles inclemencias meteorológicas. Después de ello es turno de la estética, y para disponer de más opciones, siempre está bien optar por un puf convertible. Donde las opciones son, si no infinitas, muy altas, de combinar sus módulos para hacer desde un sillón a una cama.

Y si lo que queremos es un toque divertido para los más pequeños de la casa, siempre podemos optar por reflejar sus aficiones y bordarles su nombre. O, incluso, ya sea para su cuarto o una estancia cualquiera de nuestro hogar, los pufs pueden ser una solución ideal como espacio extra de almacenamiento. Claro está, que perderíamos la opción de la versatilidad y ergonomía, pues estos pufs son rígidos, son arcones donde poder guardar lo que más nos apetezca o aquellas cosas a las que no les encontramos un sitio, del modo más elegante y discreto posible. Solo tendremos que fijarnos en el tamaño que deseamos, y como hasta ahora hemos venido comentando en el color y el material.

Así que no hay que darles muchas más vueltas puesto que para descansar o guardar nuestras cosas, comprar uno o varios pufs será un acierto seguro.

Deja un comentario

Top