Estás aquí
Página principal > Novedades > Peligro de las piscinas hinchables en terrazas

Peligro de las piscinas hinchables en terrazas

piscina hinchable instalada terraza

Según un estudio del COAATT (Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Tarragona), la instalación de piscinas hinchables y o desmontables en terrazas y cubiertas es muy peligrosa ya que estas zonas no están preparadas para soportar tanto peso.

Por la situación del covid-19, hay una incertidumbre social sobre si habrá apertura de las piscinas municipales y cuándo sería, por eso muchas personas se han curado en salud y han decidido tener su propia piscina en las zonas exteriores de casa, haciendo que haya un boom de ventas de piscinas hinchables. Por este motivo, la COAATT aconseja desinstalar estas piscinas ya que pueden alcanzar los 600 kilos por metro cuadrado. Según esta institución, los edificios están diseñados para soportar una carga de aproximadamente 240 kilos por metro cuadrado, esta cifra corresponde de media a las personas que vivan en la casa y el mobiliario. Apuntan que ningún caso se puede soportar el peso de una de estas piscinas en el interior de la casa. La única excepción que se conoce y aseguran que si son seguras, son las piscinas pequeñas para niños pequeños y recién nacidos, siempre que el nivel del agua no supere los 15 o 20 cm.

La utilización de estas piscinas en terrazas o cubiertas, según el COAATT, depende sobre todo de la estructura, antigüedad y el mantenimiento. En edificios de nueva construcción sin ningún tipo de patología, colocar una piscina en la terraza puede provocar humedades, rotura en los pavimentos, desperfectos en la instalación del saneamiento y corrosiones en las armaduras. En el caso de edificios con unas estructuras con más de 80 años o con afectaciones, es muy probable que la estructura sufra un colapso ya que sus vigas, de la misma antigüedad, pueden estar afectadas por humedades o que simplemente hayan perdido las prestaciones. Si la terraza sufre algún daño, la reparación será cargo de toda la comunidad, ya que es un elemento común y el propietario únicamente está autorizado a disfrutar de la estancia.

piscina hinchable peligro piscinas hinchables

Si la estructura está reforzada especialmente para soportar el peso, no se debe en ningún caso colocar una piscina en las zonas exteriores. Si un propietario lo hace sin consentimiento, y la comunidad tiene constancia, deben reclamar a dicho propietario para que la retire o para que avise a un especialista y obtenga un certificado de solidez y pueda especificar las características del suelo y sus limitaciones de peso sin que afecte a la estructura.

El COAATT dispone de un portal de obras con garantía donde pueden obtenerse todos los datos mencionados anteriormente para, quien desee tener una piscina en la terraza, pueda hacerlo o sepa que no debe hacerlo.

No solo los edificios se ven afectados, los adosados son igual de poco de recomendables para tener una piscina hinchable, ya que si se coloca cerca de un muro de carga, éste puede desplomarse al haberse desplazado. Para ello la mejor opción es colocar estas piscinas en una zona ajardinada o en un terreno y que esté bastante alejada de una pared

Deja una respuesta

Top