Estás aquí
Página principal > Dormitorio > La importancia de un buen colchón

La importancia de un buen colchón

colchón lo mónaco

Este es un tema que hemos tocado en alguna ocasión, pero es que no queremos olvidarnos de que la elección de un buen colchón es probablemente una de las cosas más importantes en las que debemos fijarnos a la hora de preparar un dormitorio perfecto.

Cómo elegir un buen colchón

Quizá sea algo que no nos venga a la cabeza cuando pensamos en la decoración de nuestro nuevo o remodelado dormitorio. Pensamos en colores, papeles pintados, muebles, estilos, luces… y todo ello importantísimo para reflejar la personalidad y el estilo. Pero, ¿y nuestra salud? Parece que a veces nos cuesta gastarnos el dinero en algo que no luce tanto como puede hacerlo un buen papel pintado o un armario de diseño. Es lo que nos pasa con los colchones y, sin embargo, elegir un buen colchón nos va a reportar un buen descanso que, a la larga, se traduce en salud y bienestar. ¡Nuestro cuerpo nos lo agradecerá!

Características de un buen colchón

Todos sabemos que hay que rotar nuestro colchón cada mes, aunque por comodidad, se acaba haciendo por estación, ya que se acumula sudor, etc. y conviene airearlo. Por higiene se deben cambiar cada 5 años y hacernos con uno nuevo. Para elegir algo tan importante, deberíamos fijarnos en varios aspectos y, ¿por qué no? dejarnos asesorar por expertos. Podemos usar, por ejemplo, Lo Monaco teléfono para que nos indiquen, según nuestro caso particular, qué opción sería más conveniente.

5 consejos imprescindibles

  • El tamaño. Sencillo, semidoble, doble, queen. Lo importante del tamaño es que se adapte al lugar en el que lo vayamos a colocar. Lo que sí es verdad, es que deberíamos tender a elegirlo lo más grande posible, ya que esto nos dará mayor libertad de movimientos y si es para un uso de pareja, mucho más importante todavía.
  • Aquí, además del gusto personal, debería jugar un papel muy importante la salud. No solo debemos elegir lo que nos parezca más cómodo (aunque venga bastante relacionado). Es que, a la hora de elegir la firmeza de un colchón lo más importante es fijarnos en que nuestra columna mantenga una posición natural. Para ello, el colchón debe adaptarse lo suficiente para que nuestra zona lumbar quede cubierta y no al aire. Existe una escala del 1 al 10 en firmeza de colchones. Siendo 1 la opción más dura disponible y 10 la más blanda. La elección del número de la firmeza del colchón va a depender, casi en su totalidad, de nuestro peso. Hay que terminar con el mito de la teoría de que el más firme es el mejor para la salud.
  • Tecnología. Por dentro un colchón puede estar compuesto por espuma, resorte Bonnell, encapsulados o viscoelástica. Estas dos últimas opciones son ideales para parejas, ya que permiten una libertad de movimientos individuales que no hacen que se deforme el colchón entero, sino simplemente la forma de aquel usuario que se mueve en un momento determinado. Dejando al otro miembro de la pareja con su parte del colchón intacta.
  • Está claro que esta parte es muy importante. Para ello debemos fijarnos en el relleno, el pillow y la superficie. Las dos primeras capas son las acolchadas por distintos materiales. Y la superficie, que es la parte que toca las sábanas, está compuesta por telas y tejidos para la superficie. Depende de cuál elijamos será un colchón más suave, más fresco, etc.

Esperamos que estos consejos os hayan servido para que la próxima vez que tengáis que elegir un colchón, lo hagáis con conocimiento de causa y sabiendo en qué fijarnos, según las necesidades particulares de cada uno.

Deja un comentario

Top