Estás aquí
Página principal > Baño > Ideas para elegir correctamente los estantes para el baño

Ideas para elegir correctamente los estantes para el baño

estanterías para el baño

Es posible que estemos pensando en reformar el baño o simplemente darle un nuevo aire. No podemos olvidar la importancia del almacenamiento. Estética y usabilidad. Ahora os acercamos las mejores ideas para elegir correctamente los estantes para el baño.

Funcionalidad y comodidad, indispensables

Lo más importante a la hora de elegir una estantería para nuestro baño es saber aprovechar el espacio y seguir teniendo un espacio cómodo y usable. Siempre estamos a tiempo de incluir un toque a nuestro cuarto de baño funcional y moderno. Quita lo que no uses, aprovecha para despejar la estancia y busca esa pieza de mobiliario auxiliar como las estanterías de pie para el cuarto de baño o estantes sueltos.

Las mejores ideas para aprovechar un espacio reducido

estantes baño

La mejor idea si no disponemos de mucho espacio es elegir estantes rectos de poco fondo para que no sobrecarguen el ambiente y disponer de ellos en la pared que tengamos más libre.

También podría valer una estantería estrecha y alta. Casi siempre son las que mejor se adaptan a los sitios pequeños.

Además, en cualquiera de los casos, sea cual sea el tamaño del cuarto de baño o de cómo pongamos los estantes para el baño, deberemos elegir unas cortinas como complemento para la ducha del baño. Puede parecer un elemento menor, pero una buena elección de las cortinas de la ducha también puede dar un efecto u otro a nuestro baño, ampliando visualmente el espacio, por ejemplo. La clave está en el color y la textura.

Formas y materiales de los estantes para el baño

estantes ducha

Como decimos, los estantes que más triunfan para la decoración del baño son los estrechos, pues son más adaptables. Es mejor que la estantería en cuestión sea alta para poder aprovechar mejor el espacio. Del mismo modo, es posible combinar una estantería con algún estante o módulo suelto que desahogue el espacio.

Es igualmente importante elegir materiales de buena calidad o acabaremos pagándolo antes que después. Las estanterías del baño tienen que resistir temperaturas altas y humedad.

La madera y el metal son los vencedores indiscutibles. La madera, claro está, tratada, da un ambiente más cálido y acogedor. Mientras que el metal (evidentemente inoxidable) son más ligeras y aportan un aire más contemporáneo e industrial al cuarto de baño.

En cuanto a los estantes sueltos, hay que tener en cuenta que también los podemos comprar adaptables. Es cierto que son más caros, pero también es verdad que las necesidades van cambiando y poder abrir un estante según la necesidad de almacenamiento es un punto más que positivo.

Y no podemos olvidar que, si todavía necesitamos espacio extra o, incluso, solo para hacerlo más cómodo, no tenemos que olvidar los estantes que podemos instalar dentro del espacio de la ducha o la bañera. Lugar ideal para dejar los geles, champús, esponjas, etc. Todos los botes que usamos a la hora de la ducha tienen asignado su propio lugar y no quedarán esparcidos por el suelo u ocupando otro sitio extra.

Deja un comentario

Top