Estás aquí
Página principal > Decoración > Cómo elegir el mejor sofá para ti

Cómo elegir el mejor sofá para ti

elegir el mejor sofá

Poco mobiliario en nuestra casa tendrá más uso que el sofá. Es nuestro lugar de descanso al final del día y, si tenemos suerte, quizá un ratito a mitad de jornada. Así que no podemos permitirnos el lujo de elegir mal el sofá que más nos convenga. Para ello, hoy, desde Decoracción, vamos a intentar ayudaros para que sepáis cómo elegir el mejor sofá.

¿Qué tener en cuenta al comprar un sofá?

Para saber cómo elegir el mejor sofá es imprescindible que sepamos si el sofá va a ser muy usado o solo esporádicamente. Esto es importante, además de por la comodidad del mismo en sí, porque la estructura interna también se priorizará en cuanto a resistencia.

Otros puntos a pensar son si priorizamos estética o comodidad (o qué porcentaje de importancia le damos a cada aspecto). También debemos tener muy claro el espacio del que disponemos para colocar nuestro sofá. Algo en lo que haremos hincapié a continuación.

¿Qué tipo de sofá elegir?

Una de las cosas más importantes a la hora de elegir sofá es el saber el espacio donde vamos a colocarlo. Aquí os esquematizamos los tipos más comunes y usados:

  • Sofás: es el conjunto más tradicional. Puede ser de 4, 3 o 2 plazas. Incluso es común combinarlos con sillones individuales.
  • Cheslongs: son aquellos sofás que tienen una terminación más larga para poder tumbarnos, mientras que el resto es como un sofá normal, pero con un solo brazo.
  • Rinconeras: igualmente, este sofá tiene una composición diferente para adaptarse a una esquina de nuestro salón. Además, con las rinconeras ganamos una plaza.
  • Complementos: todo ello es fácilmente combinable con sillas, pufs, etc.

Ventajas de elegir un sofá a medida

sofás a medida

Normalmente, además de poder elegir por módulos y medidas de cada uno, al elegir un sofá a medida también podremos decantarnos por colores y materiales diferentes. A ello nos pueden ayudar las empresas de profesionales dedicadas a ello que podemos encontrar en muchos lugares. Por ejemplo, si queremos sofás Zaragoza, también tendremos a los mejores profesionales a nuestro alcance.

Materiales y tecnología

sofá piel

Normalmente, en lo que a materiales se refiere, lo más común es tener que elegir entre piel o tela. La ventaja de la piel es que dura más y es más fácil de limpiar, simplemente con un trapo húmedo y jabón neutro. Si, además, queremos que nuestro sofá de piel luzca más durante el tiempo que nos dure, deberemos darle de vez en cuando una crema nutritiva.

Por otro lado, la tela también pelea esgrimiendo sus ventajas: es mucho más barata que la piel y su tacto es mucho más agradable. En invierno no es fría y en verano no nos hace sudar. Ideal para el uso diario. Además, desde hace tiempo, ya los sofás de tela también son relativamente fáciles de limpiar.

En lo que a mecanismos se refiere es mejor elegir cualquiera de los que queramos, pero de buena calidad. Porque si no son robustos es posible que se vayan estropeando con bastante velocidad y nos comiencen a hacer ruidos y no realizar los movimientos correctamente. Dentro de ello, podemos elegir si queremos que nuestro sofá sea reclinable, deslizante, sofá-cama, abatible, etc.).

Así, que con estos consejos esperamos haberos ayudado a saber cómo elegir el mejor sofá. Teniendo en cuenta que, por norma general, el sofá elegido nos durará alrededor de diez años, tenemos que elegir correctamente.

Deja un comentario

Top