Estás aquí
Página principal > Baño > Características de los pisos vinílicos

Características de los pisos vinílicos

suelo vinílico

No es ninguna novedad hablar de pisos vinílicos, hace tiempo que llegaron para quedarse. Ahora vienen en forma de rollo con una instalación más sencilla y duradera. Hoy os queremos contar las características de los pisos vinílicos que harán que no podáis resistiros a esta opción.

¿Dónde instalo un piso vinílico?

suelo vinílico habitación

Por sus características, los pisos vinílicos son ideales para instalarlos en cocinas, baños o incluso en zonas exteriores. Y es que con las innovaciones que van sufriendo, ya no es raro encontrar pisos vinílicos resistentes a la humedad, con suelos que no se estropean y no deslizan. Claro está, además, los diseños son casi infinitos. Imitan a madera, piedra, mármol, baldosas antiguas… tanto como pueda ocurrírsenos. Pueden simularse texturas, incluso, textiles. Y en lo que a colores se refiere, prácticamente no hay límites.

Lo mínimo que nos durará un suelo vinílico serán 10 años. Si lo cuidamos correctamente, puede extenderse su vida útil en perfectas condiciones hasta los 25. Podemos ver más aquí.

Ventajas de los pisos vinílicos

rollo piso vinílico

Pisar este suelo da una sensación mucho más cálida y acogedora, se barre y friega sin ningún problema. Con lo que, además, no es nada difícil de mantener. Solo son una serie de ventajas de los pisos vinílicos. Aquí van unas cuántas:

  • Instalación sencilla. Aunque siempre será mejor que lo instale un profesional por el acabado que conseguirá, es tan sencillo instalar un piso vinílico que lo puedes hacer tú mismo.
  • Puedes darle la apariencia que tú quieras. Es decir, imitan todo tipo de texturas y acabados. Igualmente, la finalización puede ser más o menos rugosa, lisa, antideslizante…
  • Más presupuesto igual a más resistencia. Como todo, la calidad de un piso vinílico también está en su precio. Por ello, vale la pena invertir un poco más y que nuestro piso sea resistente al agua, a la abrasión o al desgaste continuado. Esto se adquiere con más capas de distintos materiales. Sobre todo, viene marcado por el grosor de la capa de desgaste.
  • Cómodo y confortable. Son pisos mucho más cálidos y agradables al tacto. También existe una capa de amortiguación que agranda este efecto.
  • Fácil de mantener y limpiar. A penas necesitamos nada que no sea un trapo húmedo para quitar cualquier mancha de este tipo de pisos. Escobón y fregona a lo tradicional. Los mejores aliados.
  • Higiénico y saludable. Como hemos comentado, este tipo de suelos, son muy fáciles de limpiar, por lo que son menos propensos a acumular bacterias. Pero, además, impiden el crecimiento de bacterias y hongos. Por ello, además, son ideales para las habitaciones de los más pequeños de la casa. Impiden la acumulación de ácaros, lo que ayuda también a prevenir alergias o asma. Su material imposibilita la electricidad estática.

Así que no lo dudéis, el piso vinílico, en un pasado algo denostado como material para nuestras casas, ahora es un material muy buscado y usado por todas las ventajas que ofrece y que hemos intentado acercaros. No os arrepentiréis de elegir un suelo vinílico para cualquier estancia de vuestro hogar.

Deja un comentario

Top