Estás aquí
Página principal > Decoración > Los Bonsáis, una planta perfecta para tu hogar

Los Bonsáis, una planta perfecta para tu hogar

bonsái

El bonsái es mucho más que un árbol diminuto codiciado y que requiere grandes cuidados. El concepto que hay detrás de un bonsái va mucho más allá. En Japón, de donde son oriundos, el término significa “árbol en una bandeja”, o lo que es lo mismo, el arte de crear paisajes en miniatura en macetas. Aunque a día de hoy quienes compran bonsáis online únicamente se encargan del cuidado del árbol, originariamente llegaba a incluir la colocación de figuras en miniaturas, habitualmente pintadas a mano. El cuidado de un bonsái exige tres disciplinas: la horticultura, el arte y la escultura, y se entiende como una relación de paciencia y serenidad entre el hombre y la naturaleza.

Se trata de una de las aficiones más bonitas y duraderas si realmente se aborda con el esmero que merece. Be.green, la tienda online que se basa en llenar de verde tus espacios decorativos y del hogar en donde puedes comprar todo tipo de plantas de la mejor calidad, explica que un bonsái puede llegar a durar hasta 800 años, como el que está en el Museo del Bonsái en Shunkaen, en Japón.

Beneficios de los bonsáis

¿Por qué se han convertido en uno de los árboles más valorados? Además de la exigencia y cuidado que hay tener con ellos, los bonsáis aportan grandes beneficios al día a día de uno mismo, según Be.Green.

En primer término, apuntan, enseñan a tomarse la vida con otro ritmo. A frenar. Para muchos, añaden, tener un bonsái en casa supone una terapia natural, un momento de gran intimidad con la naturaleza y un espacio de concentración y cuidado máximo. Ayuda a controlar el estrés y la ansiedad.

Además, recuerdan, cualquiera puede tener un bonsái en casa, ya viva en una ciudad o en el campo. Este árbol, más allá de los cuidados específicos que pueda requerir cada una de las especies que lo componen, es duro y resistente. Aunque sí, también delicado.

Para quienes creen en el Feng Shui, contar con al menos un bonsái en casa es de obligado cumplimiento, ya que aporta ese toque de madera y tierra que necesita la vivienda para alcanzar la armonía y obtener el flujo de energía positivo buscado.

Pero sobre todo, remarca Be.Green, es un arte vivo, o un arte sin fin. Evoluciona con el propio árbol y la persona en sí misma. Su follaje refleja los periodos estacionales. En definitiva, se trata de esculturas naturales únicas, un proyecto personal del cuidador.

Se recomienda especialmente aficionar a los niños pequeños en la disciplina de cuidado que requiere un bonsái a modo de enseñanza naturalista y sobre todo como formación personal. Ya en el estudio “Influencia del bonsái en la salud y el bienestar como recurso sin explotar” se apunta a que los bonsáis aportan beneficios similares al cuidado de una mascota.

Cuidar de un bonsái es más que una actividad muy gratificante en lo espiritual. Independientemente de que se crea en este tipo de beneficios, no deja de tratarse de una afición. Ni más cara ni más barata que cualquier otra.

Deja una respuesta

Top