Estás aquí
Página principal > Reforma > Beneficios de cambiar una bañera por una ducha

Beneficios de cambiar una bañera por una ducha

ducha en blanco

Una de las reformas más comunes en los últimos años es la de cambiar bañera por un plato de ducha antideslizante, consiguiendo de este modo un baño más seguro y accesible, además de conseguir un importante ahorro si se compara con el gasto de agua de una bañera. El ahorro de ducharse en lugar de bañarse es un ahorro de 150 litros de media cada vez que se usa.

Además, instalar plato ducha es una buena idea, si queremos ganar en higiene. La limpieza de un plato de ducha es más fácil y podemos llegar mejor a los rincones.

Visualmente, el baño parece mucho más grande. Sensación que se refuerza si optamos por instalar una mampara de ducha transparente o con gran parte transparente, ya que se evitan obstáculos visuales. Los cristales que se instalan en las mamparas de ducha son de vidrio templado o de seguridad. Este tipo de cristales de mampara de ducha, evitan cualquier tipo de peligro de corte en caso de rotura por accidente.

bañera por ducha

El principal problema a la hora de cambiar una bañera por una ducha, es el hueco que deja la bañera en la pared. Este hueco es necesario alicatarlo. Podemos solucionar ese inconveniente de 3 maneras diferentes, según lo que nos interese y según nuestro presupuesto.

  • Alicatar el espacio justo que ocupaba la bañera y no mover las tuberías para subir la grifería. Es la opción más económica, pero hace que el grifo quede en muchas ocasiones demasiado bajo.
  • Mover la grifería hasta una altura estándar y alicatar la zona del plato de ducha desde el plato de ducha hasta la grifería. Es algo más caro que la opción anterior ya que debemos mover grifería y alicatar algo más de espacio pero resulta mucho más cómoda para su uso.
  • Mover la grifería hasta una altura estándar y alicatar completamente toda la zona del plato de ducha, de este modo el cuarto de baño tiene un aspecto más moderno y actual. Es el método más caro de los 3, pero nos asegura una perfecta integración del plato de ducha en el cuarto de baño.

cambio bañera por ducha

Normalmente, un cambio de bañera por un plato de ducha se realiza sin necesidad de incómodas ni costosas obras. Existen empresas que realizan este cambio en unas 8 horas laborables.

Darse una ducha puede ser más relajante que darse un baño ya que no es simplemente una manera de asearse. En el mercado podemos encontrar grandes diseños de duchas con sistema de chorros y colorterapia, que hacen que transforman prácticamente una ducha en una visita a un spa. También, podemos encontrar duchas con efecto lluvia, incluso con música.

sanindusa duchas

Si nuestro cuarto de baño es muy pequeño podemos aprovechar para instalar un plato de ducha algo más pequeño que la bañera original e instalar algún tipo de mueble para almacenaje de toallas, papel higiénico y productos de belleza.

Como puedes ver, cambiar una bañera por un plato de ducha es todo ventajas. ¿Te animas?

Deja un comentario

Top