Estás aquí
Página principal > Reforma > 6 consejos para hacer una reforma integral

6 consejos para hacer una reforma integral

reforma integral salón

¿A quién no le gustaría tener la casa de sus sueños? Exacto, la respuesta correcta es que todo mundo amaría vivir en un lugar que ha visualizado siempre como su hogar ideal. Las reformas integrales nos ayudarán a conseguirlo.

Es bien sabido que no es un proceso fácil de llevar a cabo, pero nada se pierde con dar el primer paso.

Con una buena planificación buscando delimitar temas como colores, medidas, texturas y tamaños, solo por nombrar algo, el resto el proceso será un paseo con resultados gratificantes.

¿Cómo se hace una reforma integral?

Para ayudarte en el proceso de entender cómo funciona todo esto y qué deberías hacer para lograr tu reforma integral soñada, te daremos seis consejos que te servirán de mucho si eres un primerizo o primeriza en el tema.

Identificar nuestras necesidades

Ya esto lo hablamos desde el inicio. Tendremos que delimitar todo y, cuando decimos todo, es porque también aplica para nuestras necesidades. Lo ideal es que hagamos una lista de lo que queremos: distribución diáfana o compartimentada, primamos la iluminación natural o buscaremos juegos con iluminación artificial, qué colores se adaptan más a nosotros, cuál es el estilo de diseño que más se adapta a nuestros gustos, etc.

Planificar los costos

Luego llega el momento de pensar en frío. Sí, porque a pesar de que sabemos lo que queremos, también tendremos que pensar en un presupuesto para saber hasta dónde podemos llegar en nuestra reforma.

Tenemos dos opciones para hacer una reforma integral:

  1. Contratar un especialista en reformas desde el momento cero. Es la manera más recomendada. Ya que una reforma integral es algo que requiere experiencia, si queremos que todo salga bien.
  2. Separar las distintas partidas según gremios, solicitar presupuestos reformas madrid y hacer la obra por nuestra cuenta.

Por otro lado, también es importante que, al momento de buscar los precios, sepamos comparar y ver cuál nos beneficia más.

Manos a la obra

Si elegimos la primera opción, es momento de poner manos a la obra junto con las mentes expertas en el tema. De esta forma podemos aportar ideas, escuchar sugerencias e ir viendo el proceso en primera persona.

Contratos y permisos

Aunque no lo creas, es necesario que elaboremos un contrato de obra para evitar contratiempos futuros que puedan surgir. Mientras todo esté claro, pues mucho mejor. Además, después de tener delimitados nuestros gustos y necesidades, debemos procesar todas las licencias que se requieran para llevar a cabo la reforma sin problema alguno. Debemos que en cuenta que las licencias que necesitamos para unas reformas integrales madrid no son las mismas que para otra comunidad autónoma.

Suelos, techos y paredes

Tres factores muy importantes a tomar en cuenta en nuestro proceso de reforma. Lo mejor es pensar que suelo se adecua mejor para cada área, ya sea la cocina (gres) o el resto de la casa (tarima flotante o suelo laminado).

Lo mismo aplica para el techo (altura y distribución) y las paredes. La distribución podemos realizarla mediante tabiquería tradicional o con placas de yeso.

Planificar los detalles

Los detalles nunca terminan si hablamos de una reforma integral para la casa de nuestros sueños. Tendremos que elegir si queremos ventanales amplios con o sin persianas, luz natural combinada con luz cálida, así como el estilo de las puertas (reforzadas o blindadas) elegir el color o si solo queremos un papel pintado para nuestro hogar que vaya a juego con el resto de la decoración y un largo etc.

Además, no podemos olvidar elementos como la calefacción y dónde es el mejor lugar para hacer la instalación del cableado (TV, enchufes, teléfono) y demás tuberías.

Deja una respuesta

Top