Estás aquí
Página principal > Cocina > Todo lo que debes saber sobre lámparas

Todo lo que debes saber sobre lámparas

lamparas colgantes

Instalar una lámpara de techo es la manera más tradicional de decorar e iluminar un hogar. Es un complemento funcional a la vez que es estético. Una lámpara puede encajar con todo tipo de estilos ya que estas puede ser modernas, rusticas, clásicas, etc.

Una lámpara de techo clásica por ejemplo puede, dar a esa estancia un toque sobrio y elegante, mientras que con una lámpara de estilo moderno podemos crear un espacio minimalista.

bombillas lampara

Además del tipo de lámpara elegida para nuestra decoración, debemos tener en cuenta el tipo de iluminación adecuada al tipo de vida que en ella se vaya a hacer.

Todas las lámparas incluso las lamparas baratas pueden clasificarse en tres grupos según el tono de color blanco de luz que emitan.

Aparentemente la luz que proyectan es blanca, pero en realidad esta difiere entre tonos más fríos y azulados a los más cálidos y rojizos. Esta es la llamada temperatura de color y se mide en grados Kelvin.

Existen tres tipos de temperatura de color, luz cálida, neutra y fría.

En el dormitorio recomendamos la instalación de una luz cálida que ayude a crear un ambiente de descanso.

En el salón, pueden usarse tanto luces cálidas como luces frías, pero es recomendable usar luces cálidas en la zona de relax y televisión y luces frías en la mesa de comedor por ejemplo.

En las lámparas de techo de la cocina, suelen usarse luces de tonalidad fría.

lamparas

El tamaño de la lámpara también es muy importante. Para elegirla correctamente existen algunos trucos. Como por ejemplo, en un comedor o en un salón, la lámpara deberá ser la mitad de la longitud de la mesa. En el caso de que queramos iluminar una habitación muy estrecha podemos optar por usar una lampara que ilumine el espacio o dos lámparas baratas.

Para habitaciones normales, podemos sumar el ancho y el largo, multiplicarlo por 3 y el resultado por 2,5. Es un simple cálculo que nos dirá el diámetro aproximado que debe tener nuestra lámpara.

Por ejemplo, una habitación de 4 metros de largo por 3 metros de ancho, sería:
Multiplicar 4×3 (es decir 4 metros de largo x 3) = 12
Multiplicar 3×3 (3 metros de ancho x 3)= 9
Sumar el resultado de ambas operaciones 12+9 = 21
Y multiplicar este número 21 por 2,5 = 52,5 cm de diámetro debería tener nuestra lámpara.

Deja un comentario

Top