Estás aquí
Página principal > Dormitorio > Top 6 tipos de sábanas que deberías conocer

Top 6 tipos de sábanas que deberías conocer

sabanas cama

Comprar un juego de sábanas parece una de las tareas más sencillas a las que te puedes enfrentar. No obstante, existe un amplio mundo en el cual podemos elegir una gran variedad de factores, que harán del juego de sábanas nuestro aliado perfecto para el descanso.

Uno de los factores más importantes es con qué material está fabricada la sábana y que ventajas tiene cada uno de ellos. No hay que dudar a la hora de analizar bien estos detalles, ¡una elección adecuada es una garantía asegurada!

¿Hacemos un repaso a los materiales y composiciones más destacados?

Algodón 100%: estas sábanas se destacan por estar fabricadas por un material completamente natural, lo que ayuda a combatir la aparición de alergias, además este tipo de composición también se puede encontrar en otros tipos de cubrecama, como las fundas nórdicas.

Los juegos de sábanas 100% son perfectas para el verano, ya que transpiran perfectamente y son frescas y suaves. ¡Olvídate de esas noches calurosas!

Algodón Percal: es una tela fabricada a partir de diferentes mezclas de materiales, pero comúnmente se piensa que estas sábanas están hechas de 50% algodón y 50% poliéster. Es una de las telas con más densidad de hilos que se puede encontrar en el mercado y goza de mucha ligereza y flexibilidad. Una de sus grandes ventajas es su suavidad, ventaja que comparte junto al algodón.

Algodón Egipcio: mundialmente conocido por su calidad y reconocido como el mejor algodón del mundo, gracias a su suavidad, fuerza y sus largas fibras. El algodón egipcio es cosechado a mano para garantizar los niveles más altos de pureza, además gracias a esta práctica no se pone en tensión ninguna de sus fibras, a diferencia de la cosecha mecánica tradicional. Por su exclusividad y su calidad, este tipo de algodón pasa a ser como uno de los más codiciados y caros del mercado textil.

Algodón Satén: más que un material de fabricación es un tipo de tela. Estas sábanas están fabricadas con fibras de seda, rayón u otros materiales que le darán un aspecto elegante a tu cama. Este tejido destaca por su suavidad y flexibilidad, aparte de que es muy sedoso.  ¡Un juego de sábanas de satén será ideal para primavera o verano!

Microfibra: este material, también conocido como poliéster, es totalmente sintético y está fabricado por resina. Es un material económico y ahuyenta perfectamente las arrugas, es decir, ¡deja de un lado la plancha! También tiene gran resistencia a los agentes químicos y al ambiente húmedo. Finalmente, no se decolora fácilmente al sol, lo que podrá estar expuesto sin ningún problema.

Franela: la franela es el material ideal para las épocas frías del año. Lo podemos encontrar fabricado en lana, algodón o fibras sintéticas. Con este tipo de sábanas podremos disfrutar de una suavidad única y mantendremos alejado el frío en nuestras horas de descanso, ya que el calor se mantiene en el interior.

sábanas de franela

Coralina:  este tipo de sábanas son las hermanas gemelas de la Franela y, por supuesto, son ideales para el invierno. A diferencia de las de franela, están fabricadas 100% de poliéster y tienen un tacto suave y aterciopelado. Son generalmente conocidas como sábanas terminas y consiguen que nada más entre en la cama notes una temperatura agradable, ¡sin notar las sábanas frías! Además, son muy ligeras, lo que permiten una movilidad adecuada.

Esto es todo lo que debéis saber de los materiales más destacados para el juego de sábanas que más vaya contigo. Es hora de ponerse manos a la obra y elegir correctamente la sábana que te permitirá tener ese descanso tan merecido y necesario, ¡y en las mejores condiciones!

Deja un comentario

Top