Estás aquí
Página principal > Decoración > Los cuadros como objetos ornamentales

Los cuadros como objetos ornamentales

ambientes cuadros blancos

Como siempre comentamos, la decoración de nuestras casas debe de ser un reflejo de nuestra personalidad. En esta ocasión, hablaremos de los cuadros como objetos ornamentales. Los cuadros son un elemento decorativo muy útil y versátil, ya que permiten colmar nuestro hogar de elegancia y estilo personal, ocupando muy poco espacio. Si se seleccionan con esmero, los cuadros son un fabuloso punto de atracción y una decoración ideal para las paredes, sin importar el tamaño de la habitación ni de la casa.

Además de cuadros, en nuestras paredes podemos colocar todo tipo de obras de arte. Fotografías en blanco y negro, carteles antiguos (hoy en día está muy de moda las chapas publicitarias y los carteles de madera envejecidos), postales… o, directamente, si somos más lanzados, podemos ir a una tienda de productos de bellas artes, sacar nuestro lado artístico y pintar un cuadro en un caballete de madera de pino Flandes.

Pero es conveniente, antes de echar mano de martillo y puntas para colgar nuestras fotos y cuadros preferidos, contemplar el espacio donde va a colocarse como un todo. Es imprescindible una buena planificación a la hora de decidir dónde ubicar los cuadros, siempre se debe tener en cuenta el conjunto de la situación. Algo tan simple, como puede parecer la elección de un marco, puede estar condicionada, no solo por la obra en sí, sino también por elementos tales como la pintura de la pared donde se desee exponer, la luz que vaya a incidir o reflejar sobre ella, o si los muebles de la estancia tienen un determinado tono o textura. Cuestión para tratar a parte es el tema de cómo colgarlo.

cuadro peugeot

¿Tienes una obra de arte que quieres destacar? Si es así, no la combines con otros cuadros o imágenes: dedícale un lugar de honor como solista para que brille como se merece.

Deja un comentario

Top