Estás aquí
Página principal > Estudio > Consejos para comprar una vivienda

Consejos para comprar una vivienda

dúplex_parís_edificio

Antes de comprar una casa debemos decidir un presupuesto orientativo. Una recomendación es que la cantidad que se debe destinar a la compra de la vivienda no debería superar el 40% de los ingresos netos mensuales. Para ello lo más sencillo es calcular el 40% de esos ingresos mensuales (multiplicándolos por 0,4): esa sería la “mensualidad ideal” de tu hipoteca. Con ese dato ya podemos calcular la hipoteca a solicitar junto con el dinero que tengamos ahorrado. También es importante debemos sumarle los gastos iniciales de la compra de tu vivienda que puede calcular entre un 10% y un 12% del precio.

DECIDIR LA ZONA

Para decidir la zona donde buscaremos vivienda influirán factores objetivos (precios de la zona, transportes, aparcamiento, zonas verdes, centros comerciales, servicios urbanísticos…) y factores emocionales (cercanía de padres, familiares, amigos, el barrio de “toda la vida”…)

CARACTERÍSTICAS DE LA VIVIENDA

papel-pintado-rayas-horizontales

Cuando estemos visitando una vivienda ya sean unos chalets nuevos o un bloque de viviendas candidatas a ser nuestra futura vivienda ten en cuenta entre otros los siguientes aspectos:
El espacio y la distribución general de la casa: número de habitaciones y de baños, ventanas exteriores en las habitaciones, pasillos, recibidores, estancias de paso, armarios empotrados, trasteros y otros espacios de almacenamiento.
La orientación de la vivienda: Las exteriores reciben normalmente más luz natural, las interiores son a menudo más tranquilas. Las orientadas al interior de una manzana son normalmente silenciosas. Se suelen valorar más las viviendas orientadas al sur por la calidad y cantidad de la luz natural.
Las calidades de la construcción y los acabados, son garantía de seguridad, solidez y calidad. Observar la pintura, baldosas, parqué, zócalos, molduras…
El estado de conservación de los elementos propios y comunes: estructura del edificio y posibles grietas o humedades.
Circuito de agua: hay que comprobar que los grifos puedan abrirse simultáneamente sin que pierda caudal de agua. Y que el sistema de agua caliente se adapta a lo que necesita.
La instalación de gas: si es gas natural, gas ciudad o butano y si la instalación cumple la normativa oficial. Si no es correcta, la compañía te exigirá que hagas los cambios necesarios.
Electricidad: comprobar enchufes para electrodomésticos, calefacción, aire acondicionado y asegurarse de que tienen toma de tierra.
El tipo de calefacción: si hay y de qué tipo, eléctrica, central, aire o individual.
Aire acondicionado o bomba de calor: si es preinstalación o instalación y si el sistema es autónomo o centralizado. Si la potencia es adecuada para los m2 y la orientación dela habitación a climatizar.
Puertas y ventanas: que proporcionen luz, ventilación, visibilidad y aislamiento térmico y acústico para su comodidad y para ahorro de energía.

Es aconsejable no tomar una decisión impulsiva, haz una segunda visita a la vivienda o cuántas sean necesarias. La compra es una decisión suficientemente importante como para tomarse su tiempo.

plano-vivienda_reforma1

SUPERFICIE DE LA VIVIENDA

Respecto a la superficie de la vivienda conviene aclarar la terminología utilizada más frecuentemente.
Superficie construida (metros construidos): es la superficie de la vivienda incluyendo todos los elementos, como muros, vigas, tabiques y terrazas. Normalmente es el dato reflejado en los planos de la vivienda.
Superficie útil (metros útiles): es la superficie total descontando el grosor de los muros, vigas, tabiques… Supone normalmente alrededor de un 15% menos que la superficie construida. En el caso de las terrazas, si son abiertas, se considera la mitad de su superficie en el cálculo de la superficie útil.
Superficie total o computable: es la superficie construida a la que se añade la parte proporcional de los elementos comunes. Se llaman elementos comunes a los espacios de uso compartido por todos los vecinos, como el portal, la escalera, los jardines… La superficie construida respecto de la superficie total del edificio, incluyendo esas zonas comunes, es lo que define la cuota de participación de la vivienda en los gastos de comunidad del piso y es la base de la tasación de la vivienda.

rehabilitacion de fachada

COMUNIDAD DE PROPIETARIOS

Debes solicitar a través del administrador de la finca o de la comunidad de propietarios el certificado que acredita que la vivienda está al corriente de los pagos a la comunidad.
El Notario debe consignar que tal certificado se aporta. De esta forma se evita que los propietarios morosos con la comunidad vendan sin cancelar estas deudas.
Infórmate de si hay prevista derrama por gastos extraordinarios, alguna obra o rehabilitación, ascensor, fachada, etc. que acarree futuros gastos que son una obligación de la que responde la vivienda independientemente de quién sea el propietario.
Debes tener también en cuenta el gasto mensual de comunidad.

Deja un comentario

Top